Menu

Habilidades Emocionales: fuentes de la Autoestima

La importancia de la autoestima estriba en que implica a nuestro ser, a nuestra manera de ser y al sentido de nuestra valía personal. Por lo tanto, afecta a nuestra manera de estar y actuar en el mundo, la manera de interpretar y valorar las experiencias vividas y la de relacionarnos con los demás. Todo, nuestra manera de pensar, de sentir, de decidir y de actuar está bajo la influencia de la autoestima.
“Alcanzar el éxito sin alcanzar una autoestima positiva es estar condenado a sentirse como un impostor que espera con angustia que lo descubran”
 (Nathaniel Branden)
 
No es fácil elegir qué aspectos tratar de la autoestima, por tratarse de un tema amplísimo. He elegido hablar de las Fuentes de la Autoestima porque creo que puede servir para hacer una reflexión que ayude a conocer mejor o a desarrollar el sentimiento de esta importante capacidad. 

La autoestima es una poderosa necesidad humana y es básica para el individuo. La autoestima realiza una contribución esencial al proceso de la vida; es indispensable para el desarrollo normal y sano del individuo, tiene valor de supervivencia.

Podemos definir la autoestima como “el sentimiento de aceptación y aprecio hacia uno mismo, que va unido al sentimiento de competencia y valía personal”. Parece fácil, en definitiva “amarse a sí mismo”, sin embargo, y a pesar de que nuestra naturaleza es amorosa, usualmente nos queremos por debajo de lo que sería óptimo, a veces muy por debajo de lo mínimo necesario para tener o vivir una vida grata.

La importancia de la autoestima estriba en que implica a nuestro ser, a nuestra manera de ser y al sentido de nuestra valía personal. Por lo tanto, afecta a nuestra manera de estar y actuar en el mundo, la manera de interpretar y valorar las experiencias vividas y la de relacionarnos con los demás. Todo, nuestra manera de pensar, de sentir, de decidir y de actuar está bajo la influencia de la autoestima.

El desarrollo de la autoestima amplia la capacidad de ser felices pues nos lleva al convencimiento de que merecemos la felicidad. Desarrollar la autoestima positiva redunda en beneficio de todos ya que aumenta la capacidad de tratar a los demás con respeto, bondad y buena voluntad, favoreciendo las relaciones interpersonales efectivas y evitando las destructivas o tóxicas. 

Fuentes de la Autoestima 

1. Relación con uno mismo

“Es imposible la salud psicológica, a no ser que lo esencial de la persona sea fundamentalmente aceptado, amado y respetado por otros y por ella misma"
(Abraham Maslow)
 
En la Relación con uno mismo, es necesario desarrollar el hábito de observar los pensamientos o el diálogo interno. Necesitamos conocernos, hacernos conscientes de nuestro potencial y nuestras necesidades reales; conseguir amarnos incondicionalmente y confiar en nosotros para lograr objetivos, hacer cambios positivos independientemente de las limitaciones que podamos tener o de las circunstancias externas que estemos viviendo:
  1. Autoconocimiento ¿Qué piensas de ti? ¿reconoces tus necesidades, habilidades, cualidades, debilidades, limitantes, etc.? ¿observas qué haces? ¿cómo lo haces? ¿por qué lo haces? ¿cómo te sientes? 
  2. Autoaceptación ¿Te aceptas tal como eres? ¿te sientes bien con tu físico, con tus emociones, con tu vida social? ¿cómo te juzgas? ¿perdonas tus errores? ¿reconoces y aceptas tu forma de ser? ¿aceptas los fracasos como oportunidades de crecimiento?
  3. Autovaloración ¿Valoras tus cualidades, habilidades y talentos? ¿valoras tu capacidad para hacer cambios? ¿en las relaciones eliges dar y recibir amor? ¿valoras tus esfuerzos? ¿valoras lo conseguido? 
  4. Autorespeto ¿Sientes respeto por tu vida? ¿aceptas tus emociones, lo que expresas y haces sin culpas? ¿te consideras merecedor de ser feliz? ¿permites que los demás te traten mal? ¿crees que eres tolerante? 
  5. Autosuperación ¿Crees que estás en constante superación? ¿lideras satisfactoriamente tu vida? ¿cada vez tienes mayor confianza en tus decisiones? ¿sabes lo que quieres y confías en conseguirlo? ¿te marcas retos que exigen esfuerzo, en confianza? ¿cada vez te relacionas mejor con los demás?
 
2. Relación con las experiencias vividas

"La vida no es la que uno vivió, sino la que uno recuerda y cómo la recuerda para contarla"
(
Gabriel García Márquez)
 
  1. Cuida lo que dices y cuentas. La mayoría de la gente nos conoce por lo que contamos de nosotros mismos. ¿qué cuentas de ti? ¿qué aspectos potencias de ti? ¿qué interpretas de cómo te va en la vida? ¿de cómo te ha ido el año, la semana, el día?

  2. Vive en lo mejor de ti compartiendo activa y conscientemente. Puestos a hablar de nosotros vamos a hacerlo sobre nuestros aspectos positivos, reconociendo lo que nos ocurre bueno, lo que vamos avanzando, compartiendo conscientemente lo que queremos o podemos hablar de nosotros, atendiendo al receptor. 

  3. Observa y rescata el aprendizaje del pasado doloroso. Si quieres recordar o hablar del pasado doloroso, rescata el aprendizaje, reconoce cómo la experiencia te fortaleció o te enseñó.

  4. Revive el pasado triunfal, no en el pasado negativo. Puestos a revivir el pasado, revive el pasado positivo, las etapas gratas, de éxito o de gran aprendizaje, trae a tu mente o comparte los aspectos positivos de tu vida, valorando los esfuerzos de cada etapa, confiando en el proceso de tu vida. 

  5. Observa de forma neutral. Finalmente necesitamos ser objetivos con las experiencias vividas, valorando los aciertos y el aprendizaje de los errores, confiando en nuestras capacidades y en el futuro, realizando cambios conscientes de mejora, ¿estás creciendo? ¿te sientes cada vez mejor con tu vida? ¿estás logrando o te estás acercando a lograr tus sueños o anhelos? ¿qué cambios quieres o necesitas hacer?
 
3. Relación con los demás o espejo social
“El amor a los demás y el amor a nosotros mismos no son alternativas opuestas. Todo lo contrario, una actitud de amor hacia sí mismos se halla en todos aquellos que son capaces de amar a los demás. 
En la relación con los demás hemos de tener en cuenta que somos espejos, que nos proyectamos en el otro. Si somos conscientes de este aspecto, las relaciones con los demás se convierten en un estudio valiosísimo sobre nosotros mismos.

  1. En Feed-back, observa que es tuyo y de los demás. Solo podemos ver en el otro lo que reconocemos en nosotros. Nos molesta de los demás lo que nos molesta en nosotros (aunque en nosotros no lo veamos o aceptemos). Envidiamos a los otros cuando vemos en ellos aspectos positivos, que nosotros también tenemos (sino no los veríamos), pero no somos capaces de mostrar, realizar o expandir. Amamos a quien se parece a nosotros o a quienes nos muestran aspectos o valores que reconocemos también en nosotros o que nos complementan. Por eso, en feed-back, observa si cuando el otro te juzga, habla de ti, está hablando de sí mismo, sea positivo o negativo.

  2. Ábrete a recibir lo que hay de bueno para ti. A veces, nos cuesta que nos reconozcan, que nos agradezcan, que nos digan cosas bonitas. Hasta hace poco era usual educar o dirigir personas a través de mostrar los errores, lo que no sabemos, lo que falta, lo negativo. Necesitamos aprender a disfrutar de que nos digan cosas buenas de lo que somos o hacemos, permitir que nos llegue todo lo bueno que haya para nosotros.

  3. Sé Asertivo. Relaciónate con los demás desde la asertividad, siendo honesto, sincero, sabiendo decir NO sin sentirte culpable, dando tu punto de vista y escuchando y respetando el punto de vista de los demás. Aceptando y valorando positivamente las diferencias.
 
En mis talleres sobre autoestima, el grupo trabaja cada uno de estos aspectos a través de dinámicas, coaching, sofrología y reflexiones, con el fin de que la persona reconozca sus limitantes o cómo se boicotea y tenga la oportunidad de elegir hacer cambios que favorezcan su forma de estar y actuar en su vida. Seguimos el taller haciendo un ejercicio de “Valoración de la Autoestima” y revisando las “Claves para Mejorar la Autoestima”. Cerramos con una dinámica de grupo dándonos Feed-back positivo...

Hoy, jueves, 19 de julio, a las 18:00 en Can Monroig hacemos la sesión número 6 y última de este ciclo de Habilidades Emocionales en donde desarrollaremos el apasionante tema de la autoestima.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba