Menu

La empatía: una habilidad esencial para el Liderazgo

Las personas con empatía son aquellas capaces de escuchar a los demás y entender sus problemas y motivaciones; por esa razón, suelen tener un alto reconocimiento social o popularidad, ya que se anticipan a las necesidades, incluso antes de que sus relaciones, amigos o compañeros, sean conscientes de ellas, y saben identificar y aprovechar las oportunidades comunicativas que les ofrecen otras personas. La empatía es una habilidad esencial para el Liderazgo.
La empatía es la que nos permite reconocer y entender las emociones de los demás, motivaciones y razones de su comportamiento o de su forma de tomar decisiones. También es un sentimiento de participación afectiva de una persona en la realidad que afecta a otra.

Las personas con empatía son aquellas capaces de escuchar a los demás y entender sus problemas y motivaciones; por esa razón, suelen tener un alto reconocimiento social o popularidad, ya que se anticipan a las necesidades, incluso antes de que sus relaciones, amigos o compañeros, sean conscientes de ellas, y saben identificar y aprovechar las oportunidades comunicativas que les ofrecen otras personas. La empatía es una habilidad esencial para el Liderazgo.

Según el Dr.Barnet, la empatía pasa de padres a hijos. El niño cuyas necesidades emocionales han sido bien atendidas es más sensible a las emociones ajenas.  Por el contrario, el niño que ha sufrido maltrato, no empatiza con otro niño que sienta angustia o tristeza.

Algunas actitudes que facilitan la empatía:
  • Hacer preguntas abiertas. Preguntas que ayudan a continuar la conversación y le hacen ver a la otra persona que estamos interesados por lo que nos está contando.
  • Avanzar lentamente en el diálogo, de esta forma estamos ayudando a la otra persona a que tome perspectiva de lo que le ocurre, dejamos que los pensamientos y sentimientos vayan al unísono y nos da tiempo de asimilar y reflexionar sobre el tema.
  • No te adelantes a dar tu opinión. Necesitamos esperar a tener información suficiente, cerciorarnos de que la otra persona nos ha contado todo lo que quería y de que nosotros hemos escuchado e interpretado correctamente lo esencial de su mensaje.
  • En muchas ocasiones los otros no necesitan nuestra opinión y consejo, sino compartir, saber que los estamos entendiendoy sintiendo lo que ellos nos quieren transmitir.
  • Si queremos o necesitamos dar nuestra opinión sobre lo que nos están contando es muy importante hacerlo de forma constructiva, ser sinceros y procurar no herir con nuestros comentarios.
  • Es muy importante ser respetuoso con los sentimientos y pensamientos de la otra persona y aceptar abiertamente lo que nos está contando.
  • Es muy aconsejable tener una buena predisposición para aceptar las diferencias que tenemos con los demás, ser tolerantesy tener paciencia con los que nos rodean y con nosotros mismos. Ser tolerante no quiere decir que estemos de acuerdo o que tengamos que soportar conductas manipuladoras o que nos hagan daño o que puedan hacer daño a otros, sino observar, comprender y respetar las diferencias.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba